Informe Alternativo 2007-2017 sobre el Cumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño

Uno de los principales esfuerzos de articulación de organizaciones de la sociedad civil promovidos desde COSECODENI, es la presentación de Informes Alternativos sobre el Cumplimiento de la Convención de Derechos del Niño ante las Naciones Unidas.

En el año 2019 presentamos ante el Comité de Derechos del Niño de la ONU, un importante esfuerzo de consulta y compilación del parecer y lectura de un grupo importante de ONG que trabajan por el bienestar de los niños, niñas y adolescentes, y el ejercicio de sus derechos en Costa Rica.

Este proceso forma parte del ciclo de presentación de informes de los Estados Parte de la Convención de Derechos del Niño. A continuación una reseña del proceso y la importancia que tiene para lograr un impacto en el desarrollo de políticas públicas y marcos normativos e institucionales en procura del cumplimiento pleno del mandato de la Convención de Derechos del Niño.

El ciclo de presentación de informes de los Estados Parte de la Convención de Derechos del Niño, sobre su cumplimiento e implementación:

El ciclo está establecido en los artículos 43, 44 y 45 de la Convención; que en resumen establecen lo siguiente:

  • La creación del Comité de Derechos del Niño de las Naciones Unidas, con la finalidad de examinar los progresos realizados en el cumplimiento de las obligaciones contraídas por los Estados Partes
  • El Comité está compuesto por 18 miembros, expertos independientes (ad honorem), que se eligen cada 4 años, procurando representatividad geográfica.
  • El Comité también supervisa la aplicación de los protocolos facultativos de la Convención, relativos a la participación de niños en los conflictos armados y a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía.
  • Todos los Estados Partes deben presentar al Comité informes periódicos sobre la manera en que los niños, niñas y adolescentes ejercen sus derechos en el país y las medidas tomadas por los Estados para avanzar hacia su implementación plena. Inicialmente, los Estados deben presentar un informe dos años después de su adhesión a la Convención y luego cada cinco años.
  • Los informes del Estado deben indicar las circunstancias y dificultades, que afecten el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la Convención. Deben además contener información suficiente para que el Comité tenga cabal comprensión de la aplicación de la Convención en el país de que se trate.
  • El Comité examina cada informe y expresa sus preocupaciones y recomendaciones al Estado Parte en forma de «observaciones finales».

Paralelamente a los informes oficiales de los Estados, el Comité podrá invitar a los organismos especializados, al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y demás órganos de las Naciones Unidas a que presenten informes sobre la aplicación de aquellas disposiciones de la presente Convención comprendidas en el ámbito de sus actividades; siendo esta disposición la que permite a las organizaciones y movimientos de la sociedad civil, presentar los que se conocen como “Informes Alternativos” o “Informes Sombra”, en los que pueden reaccionar, aportar información adicional o contrastar lo expuesto por los Estado en sus informes oficiales, brindando así ricos insumos y miradas independientes a los miembros del Comité para el análisis de la situación de cada país respecto al cumplimiento de los derechos de las personas menores de edad.

El Comité podrá formular sugerencias y recomendaciones generales basadas en la información recibida en virtud de los artículos 44 y 45 de la presente Convención. Dichas sugerencias y recomendaciones generales deberán transmitirse a los Estados Partes interesados y notificarse a la Asamblea General, junto con los comentarios, si los hubiere, de los Estados Partes.

¿Qué es el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas?

El Comité está compuesto por dieciocho expertos independientes elegidos por los Estados partes de la CDN. Los miembros del Comité ejercen su cargo a título personal durante un periodo de cuatro años y pueden ser reelectos. La CDN exige que los miembros del Comité sean “de gran integridad moral y competentes en las esferas reguladas por la Convención” (art. 43(2)). Para su elección, se tienen en cuenta criterios de equidad en la distribución geográfica y en la representación de los principales sistemas jurídicos. El Comité sólo puede recibir o considerar informes sobre los países que han ratificado o adherido a la Convención y/o a los PF. Con el objeto de examinar los avances realizados por los Estados partes en el cumplimiento de las obligaciones resultantes de estos tratados, el Comité se reúne tres veces al año en Ginebra (Suiza) por un periodo de cuatro semanas, repartido en tres semanas de sesión plenaria con los representantes del Estado y una semana de reuniones en el grupo de trabajo previo a las sesiones plenarias (sesión previa), junto a organismos de la ONU, ONG, INDH y NNA. El enfoque del Comité consiste en evitar enfrentamientos y establecer un diálogo constructivo con los Estados partes a fin de evaluar con precisión la situación de los NNA en el Estado examinado y elaborar recomendaciones sobre la manera en que el Estado puede trabajar para cumplir con sus obligaciones en materia de derechos del niño.

Tomado de: Ciclo de presentación de informes al Comité de los Derechos del Niño Guía para organizaciones no gubernamentales e instituciones nacionales de derechos humanos.  Child Rights Connect

Algunos hechos destacados

Desde 1993, el Estado de Costa Rica ha presentado ya 5 informes, siendo el último valedero para dos periodos de examen (2008-2012 y 2013-2017).

Para lograr este informe fue necesario el trabajo y diálogo conjunto con las personas y organizaciones participantes. En su elaboración se utilizaron cuatro fuentes para la recopilación de datos: revisión bibliográfica, entrevistas a expertos/as, talleres de consulta y validación con organizaciones y movimientos sociales y talleres con adolescentes.

En cuanto a la revisión bibliográfica, se buscaron investigaciones que permitieran ofrecer criterios estadísticos validados sobre la situación de las Personas Menores de Edad. Se utilizaron como fuentes de información documentos de organismos internacionales, instituciones de gobierno, entidades académicas e investigaciones de organizaciones sociales. Por ejemplo, se realizó la revisión bibliográfica de la situación actual de las personas adolescentes en las temáticas de manifestación de violencias.

También, se consultó a 34 personas con criterio experto por medio de entrevistas semiestructuradas que permitieron recopilar su conocimiento del tema; de estas personas, 25 son representantes de diversas instituciones estatales y 9, de organizaciones nacionales, personas expertas e independientes. Para la selección de estas personas, se identificaron, en primera instancia, las instituciones u organizaciones por trabajo directo con niñez, su expertise en temáticas de violencia o/y temas de derechos humanos.

Además, se realizaron 8 talleres de consulta a 36 organizaciones que trabajan con o por las personas menores de edad (PME). Se realizaron talleres de consulta dirigidos a personas adolescentes para que, desde su propia vivencia, pudieran expresar y dar opiniones del tema; por último, incentivamos a las personas adolescentes a generar el instrumento de la “Consulta Nacional de Percepción de Violencias”.

Con la información recopilada de las distintas fuentes, se hizo un análisis comparativo y una síntesis que permite la redacción del presente informe. Se trata de un insumo cualitativo que se espera aporte al Comité de Derechos del Niño (CRC) una visión mayor sobre la situación de ciertos grupos de la población, el cumplimento de sus derechos y las manifestaciones de violencia que se presentan desde sus vivencias.